index,follow

CAI y CTS se unen para dar origen a la Dirección de Tecnologías de Información

El responsable de la recién creada dependencia, José Gregorio García, dio detalles sobre lo que busca la universidad con esta fusión de ambas direcciones

 SERGIO FERREIRA S (*)
 

La Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) se ha caracterizado por poseer una plataforma tecnológica de última generación que permite tanto a estudiantes como a profesores disfrutar de una gran variedad de servicios informáticos. A finales del año lectivo 2007-2008, las autoridades de la casa de estudios consideraron oportuno unificar el Centro de Tecnología y Servicios (CTS) al Centro para la Aplicación de la Informática (CAI), departamentos encargados de la plataforma informática de la UCAB.

José Gregorio García, quien ha sido Director del Centro para la Aplicación de la Informática durante los últimos 11 años y ahora seguirá a cargo del nuevo CAI, explicó que la idea inicial era que para el comienzo del año 2008-2009 se tuviera un solo departamento responsable de todas las funciones.

Hasta el momento el CAI se encargaba de la página web de la UCAB, Módulo 7, el servicio de laboratorios, alquiler de equipos y soporte técnico, mientras que al CTS se le delegaban las funciones de administrar materias, inscripciones, tarjeta inteligente, control de acceso y seguimiento de las cámaras de seguridad de la universidad, entre otras funciones. Ahora todo estará a cargo del CAI.

García manifestó que las autoridades interpretaron que de esa forma se prestaría un mejor servicio a los usuarios de la plataforma. Por otra parte, es una tendencia en instituciones de este tipo que la responsabilidad de la plataforma y de los servicios informáticos estén bajo una sola unidad rectora.

La medida fue tomada para prestar un mejor servicio y optimizar los recursos. “Al tener la responsabilidad informática distribuida en dos unidades teníamos el riesgo de la duplicidad de funciones. Por otra parte en algunas áreas no había total claridad de quien era el responsable final, lo que para el usuario traía más problemas que beneficios. De esta forma, lo que queremos es consolidar una única estrategia informática de la UCAB y presentar a nuestros usuarios una sola cara: un solo responsable”, argumentó el director del departamento.

En cuanto al nuevo funcionamiento del CAI, García indicó: “estamos trabajando en una nueva estructura que dé cabida a todas las responsabilidades que tenemos. Estoy convencido de que tenemos un equipo humano de primera y vamos a crear una estructura que le permita desarrollar a todos el máximo de sus potencialidades. Vamos a funcionar en el módulo 6, piso 5, donde estarán fusionados los empleados de los anteriores departamentos”.

“Vienen cambios en la estructura y seguramente en la forma de trabajar. De momento estamos en un proceso de comprender y entender muy bien todas las responsabilidades que se nos suman. Yo tengo la convicción de que en poco tiempo los ucabistas notarán cambios importantes en la prestación del servicio informático de la universidad” expresó García.

Según el director del CAI, el nuevo departamento informático de la UCAB buscará mayores beneficios para todos los usuarios: “Por ejemplo, el hecho de que ambos departamentos estén fusionados nos permite que desarrollos como módulo7 o Gestión, que venían siendo llevados por el CAI, se entiendan e interactúen con la base de datos administrativo-académica de la universidad y el sistema banner, que era responsabilidad de CTS.

De esta forma tareas que debía hacer el estudiante como registrarse en alguna materia de módulo7 se harían de forma automática".

García aseguró que aunque las personas siempre tienen resistencia a los cambios, eso es parte de una transición que deberán superar lo antes posible pues en el corto y mediano plazo el CAI deberá ofrecer a sus usuarios aplicaciones más inteligentes, menor tiempo de respuesta en determinados procesos y en definitiva una prestación de servicios de mayor calidad que redunde positivamente en la imagen que esos usuarios tienen de la UCAB.

(*) Estudiante de Comunicación Social