index,follow

Centros de estudiantes: Una tradición ucabista

En la UCAB ya es toda una tradición los procesos electorales de los representantes estudiantiles, que defenderán durante un año los derechos de los ucabistas

Sergio Ferreira Soares (*)

RADAR

La Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), ha sido reconocida durante más de 20 años por las tradicionales elecciones cívicas y alegres de los representantes estudiantiles que estarán durante un año representando a su comunidad. Cuando falta tan sólo un mes para el proceso electoral de los nuevos centros de estudiantes que representaran a los ucabistas durante un año, Factum ha decidido rescatar la historia de las elecciones de la UCAB.
Si bien ya es toda una tradición, cada año la competencia electoral se torna más fuerte y creativa, obteniendo récords que demuestran las ganas de los estudiantes de participar en proyectos que van más allá de la vida universitaria.

La historia de los centros de estudiantes de la Universidad Católica Andrés Bello data del año 1988, aunque realmente las organizaciones estudiantiles siempre han estado presentes.

José María De Viana explicó para la publicación “El Ucabista”, que el proceso formativo de los centros de estudiantes comenzó luego de que en el año 1972 estallara una crisis que revolucionaría el modo de pensar del estudiantado ucabista. “Transformó radicalmente a la Ucab, permitió que su universo fuese más heterogéneo, activó los movimientos estudiantiles, la excelencia académica y una alta vocación social. El gran carisma de esta universidad es que conviven profesores, estudiantes y egresados de esa época. Los estudiantes de 1999 pueden hablar con sus profesores que fueron dirigentes estudiantiles entre el 71 y el 76. Es una grandeza que un expulsado de la Ucab como lo fue Luis Ugalde, sea hoy su rector; aquí no se guarda rencor, mientras otras instituciones sufren crisis y mueren”.

El padre José Ignacio Rey, profesor de ética y filosofía de la Universidad Católica Andrés Bello, recuerda que antes de los centros de estudiantes existían los representantes ante los Cuerpos Colegiados; fue a partir de la famosa crisis del 72 que se empezó a observar  la participación del estudiantado en diversas actividades, hasta que finalmente el 7 de junio de 1988, por decisión del Gobierno se reconoce a los centros de estudiantes bajo una normativa. Según el decreto, las reglas de los centros de estudiantes: “no deben colidar con las de la Universidad; deben ser elegidos por votación directa y secreta, y obtendrán de la universidad el apoyo para el fomento de sus actividades científicas, culturales, deportivas y sociales, además de la facilidad de las relaciones con otros centros de estudiantes del país y con organismos internacionales”.

Una vez aprobada la existencia de los centros de estudiantes, dichos grupos comienzan a preocuparse por las materias, los profesores y los pensum. Así, poco a poco empiezan a cobrar fuerza como organismos de representación,  haciendo presión en las escuelas y con las autoridades.

El Ucabista explica: “De esta época se recuerdan Ucab libre, Izquierda Universitaria, publicaciones como el Dazibao, los primeros Comunicab, y los movimientos en las escuelas de Ingeniería, Ciencias Sociales y Comunicación, estas escuelas fueron las primeras en promover un movimiento estudiantil y en colocarse como representantes del estudiantado.

Igualmente, según información proveniente de “El Ucabista”,  Zany Sandoval, quien fue presidente de la Comisión electoral por dieciseis años, asegura recordar más los bochinches de los procesos electorales y la conocida “pega”, que cualquier gestión de los centros. Afirma que los centros estudiantiles “pasaron a ser mercachifles que vendían cualquier cosa, sacaban copias y se preocupaban más por recaudar fondos que por defender intereses estudiantiles”.

Muchos profesores de la UCAB criticaban en aquellos momentos la gestión de los diferentes centros de estudiantes, pues se ocupaban de los cafetines, del bienestar de los estudiantes dentro de la universidad, de organizar fiestas; pero no de sus intereses académicos, lo que hizo que las autoridades de la universidad no los tomara en cuenta para la toma de decisiones.

Actualmente se ve un resurgimiento de los centros de estudiantes como entidades de representación estudiantil y de participación en la toma de decisiones. Muestra de ello es el trabajo en conjunto entre centros y escuelas, para organizar eventos, consultar temas de interés y hasta proponer pensum.

La relevancia del Movimiento Estudiantil Venezolano, ha desencadenado un interés activo por la participación en los centros de estudiantes. Parte de ello ha sido la reactivación del Centro de Estudiantes de Comunicación Social de la UCAB (CECOSO), que con figuras como Freddy Guevara y David Smolanski, han resaltado la labor de los estudiantes ucabistas y la lucha por un mejor país.

(*) Estudiante de Comunicación Social