Reseña Histórica

Desde sus inicios la universidad se planteó como misión contribuir a la formación integral de la juventud universitaria, en su aspecto personal y comunitario, dentro de la concepción cristiana de la vida. Sin embargo, es hasta finales de los ochenta cuando el entonces vicerrector académico, Luis Ugalde, para fortalecer las actividades de extensión, promovió la creación de la Dirección de Bienestar y Relaciones Estudiantiles cuya primera directora fue Thais Valero de Aguerrevere. Luego, esta Dirección se transformó en la Dirección General de Servicios Estudiantiles cuya primera directora fue la Lic. Thairí Ramos, y desde el 2003 se convirtió en el Decanato de Desarrollo Estudiantil.

En 1998 surgió la idea de conformar una instancia integradora que coordinara las actividades de las distintas unidades de apoyo. Luego en el año 2000, ante la solicitud del Vice-Rectorado Académico, se realiza un análisis de las unidades que prestan servicios a los estudiantes, donde queda demostrada la necesidad de contar con una institución coordinadora, que facilitara los procesos comunes. Es entonces cuando se desarrolla la propuesta de la creación del nuevo Decanato. Finalizando el 2000, se nombra una comisión para que elabore el Reglamento de esta nueva instancia.


El 31 de octubre de 2001, el Rector eleva la solicitud de creación del Decanato ante la OPSU. Su Director le da el visto bueno, siempre y cuando dependa del Vice-Rectorado Académico y esté aprobado por el Consejo Universitario.

Finalmente, luego de seguir los procedimientos de rigor, el Consejo Universitario, en su sesión ordinaria del 06 de mayo de 2003, aprueba la creación del Decanato de Desarrollo Estudiantil.