El Grupo de Teatro UCAB

20 años sembrando una tradición universitaria

Toda una larga trayectoria amerita que se celebren los 20 años del "Teatro UCAB", y es por ello que durante las semanas que van desde el 17 hasta el 28 de abril todos podrán disfrutar de las actividades festivas que tiene planificadas el grupo.

El Teatro UCAB se inició en el año 1975 bajo la dirección de Marcos Reyes Andrade encontrándose en la subdirección Virginia Aponte, quien desde la partida del director ha asumido ese rol hasta los días de hoy.

Por las tablas del Teatro de la universidad han pasado numerosas personas, que son nacionalmente reconocidas en el mundo artístico como Alba Roversi, Javier Vidal, Carlota Sosa, Carlos Omobono, Julie Restifo, Unai Amenabar, Corina Azopardo y muchos otros que descubrieron la maravilla de hacer teatro en su vida de estudiantes.

Para inaugurar las actividades de la semana del vigésimo aniversario, el grupo se prepara para reestrenar la obra que marcó el inicio del camino: "El proceso a Jesús", original del autor Italiano Diego Fabri, pero que para la puesta en escena de este año ha sido reescrita por José Rafael Briceño, con la finalidad de actualizar la trama en espera de poder hacer planteamientos acordes con los problemas y las vivencias del mundo de hoy.

Paralelo al teatro UCAB funciona otro grupo llamado AGOTEATRO, el cual está constituido por egresados de esta institución, que han tenido un mínimo de cinco años de preparación en la actividad teatral universitaria.

AGOTEATRO ha proyectado el talento que se desarrolla en las tablas universitarias, con la presentación de cinco piezas en teatros como el del CELARG, San Martín y el Teatro Peraza de los Chaguaramos, en un lapso de dos años.

José Rafael Briceño, egresado de la UCAB donde se desempeña actualmente como profesor de Arte y Comunicación en la Escuela de Comunicación Social, se ha dedicado al teatro infantil, ha escrito y puesto en escena tres obras para niños: Piel de Papel, el Mago del Desierto y Ergasol el Dragón, pieza por la cual recibió el premio de Teatro Infantil Nacional.

Pertenecer al Teatro UCAB no es sencillo, Virginia Aponte selecciona a los futuros integrantes del grupo, a través de audiciones que están abiertas a toda la comunidad ucabista que desee participar.

Según la Directora: "las distribuciones de los roles y actividades dentro del teatro son compartidas y rotativas, todos hacemos de todo. Los integrantes del grupo aprenden a realizar cualquier actividad, se pueden encargar de la iluminación, de la escenografía, interpretación y otros. Así han podido desarrollar y satisfacer sus habilidades y necesidades artísticas, a través de los programas culturales que desarrolla la Universidad. ¡Larga vida al Teatro UCAB, y que perdure de generación en generación!
 

Jackeline García
La experiencia de ASODECO

- ¿Cómo se hacen las cosas?

-¡Bien!, contestaron alrededor de treinta muchachos de ASODECO, mientras, tomados de las manos, realizaban una de las actividades del taller de teatro que el grupo universitario y profesional de la Universidad Católica Andrés Bello promueve junto a diversas instituciones, en el marco de la acción social del teatro.

Este proyecto específico en ASODECO, Asociación de Educación Especial Complementaria, lo realiza el grupo Ago Teatro, conformado por ex-alumnos de la UCAB y lo dirige José Rafael Briceño y Hernán Rueda en unión con las psico-pedagogas de este centro.

José Rafael Briceño, profesor de la Escuela de Comunicación Social, explica que "la idea de llevar un taller de teatro a ASODECO proviene de experiencias pasadas en las que se presentaron en esta institución otras piezas, y la intención es que cada uno de estos muchachos crezca dentro de sus niveles con la actividad teatral".

Lo principal en este taller es darle a los jóvenes ese sentido de la vida de que pueden hacer algo, tratándolos como los seres humanos que son y considerando las capacidades que tienen, inculcándoles el respeto por ellos mismos y por los demás y enseñándoles la importancia del trabajo en equipo.

El fin de este trajo es llegar a un montaje concreto, donde los integrantes del taller escribieron su propia obra, con elementos que las guías y los directores del grupo creen que son importantes para la problemática que ellos manejan. "El montaje de cámara oscura se iniciaría en enero y a finales de febrero-marzo, se espera poderlo presentar. Todos van a participar, y algunos de ellos que no tengan habilidades verbales totalmente desarrolladas podrán realizar el trabajo de los títeres. Cada uno dentro de sus capacidades va a aportar algo de montaje" agregó José Rafael Briceño.
 

MDC
El teatro trabaja en la provincia

Tanto el grupo universitario de la UCAB, como el profesional Ago Teatro, siguen la línea del trabajo social y desde esta perspectiva surgieron las iniciativas para trabajar en zonas marginales, talleres en ASODECO, en el Ateneo de Boconó y Mucuchíes, giras al interior del país, funciones en las quebradas de Caracas, en las escuelas rurales, en los barrios y el Proyecto Gavidia

El trabajo de la UCAB (tanto del grupo universitario como Ago Teatro) sigue la línea del trabajo social, y de que el teatro no sea sólo un espectáculo, sino una entrega, una experiencia. Desde esta perspectiva parte la iniciativa del taller de ASODECO, así como las giras al interior, las funciones en zonas marginales, los talleres en el Ateneo de Boconó o Mucuchíes, y el Proyecto Gavidia. <<La idea -añade José Rafael Briceño- es hacer que el teatro llegue a más gente con la mayor cantidad de afecto>>.

Virginia Aponte, directora del grupo de teatro de la UCAB, comentó que desde hace casi veinte años, se decidió trabajar en el interior y <<allí se observó que el encuentro entre lo que pasaba en el país y el teatro era muy necesario, porque la idea del teatro no es simplemente reconocer a grandes autores sino ponerse en contacto con la gente>>.

De tal forma, se comenzó a hacer teatro de gente famosa para gente sencilla, que tenía una comprensión de este arte y una respuesta bien interesante. La Directora del grupo agrega que estos contactos demostraron que el teatro es un encuentro con lo social, así que <<había que abrirse a los demás, a todos aquellos que tenían menos acceso a la cultura y a los grandes teatros>>.

En la sencillez de esas personas se encontró que no sólo en la intelectualidad está el significado de lo que hace el teatro. Anualmente el grupo se va de gira a Mérida, y hace montajes en los barrios, en el páramo, en el campo y en las escuelas rurales.

<<En este momento -aclara Virginia Aponte-, las giras están volcadas, las encuentro de lo más humilde, un teatro para la gente con menos recursos. Esta acción social se realiza con el teatro infantil, porque es el que puede armarse y desarmarse en cualquier lado>>. Además, a raíz de una presentación en la Quebrada de Pajarito, el grupo se planteó la idea de realizar funciones en las quebradas caraqueñas para recoger basura con los niños.

Las visitas a Mérida dejaron en los integrantes del teatro el sentir de la necesidad de dejar algo permanente en la provincia, y esto se concretará con el Proyecto Gavidia. Este proyecto consiste en establecer una casa para los niños de la zona, con el fin de que aprendan a expresarse y a valorar sus condiciones de vida, <<porque irse a las ciudades ha sido siempre un gran error>>.

En Boconó, por ejemplo, se formó un grupo de alrededor de veinte niños, escogidos entre los más pobres de la zona que tuvieran las mejores notas. La Directora del grupo teatral de la UCAB indica que los mismos niños escribieron y montaron una pieza sobre el Oso Frontino, raza en proceso de extinción. <<Esos niños -dice- quedaron enamorados del teatro y, si bien no solucionamos los problemas de Venezuela, ninguno de ellos sería capaz de dañar a un oso>>.

Virginia Aponte finalizó diciendo que <<lo importante no es revolucionar el mundo, sino trabajar con lo que tenemos a nuestro alcance, por pequeño que sea>>.
 

María Daniela Corredor
Joel Angelino

Una vida y dos amores: Cuba y el teatro

Al final de los aplausos, que hicieron levantar el telón tres veces después de una función de una hora, el actor, habiendo sufrido un ataque de la delincuencia caraqueña (léase robo de un reloj, una cadena y una cruz), estaba dispuesto a conversar con todos aquellos que esperaban en las escaleras del teatro, tan sólo con la esperanza de conocerlo.

Joel Angelino, con 24 años de cubanía en sus venas, se presentó en el teatro de la UCAB con <<La Catedral del Helado>>, monólogo que dio inicio a la película cubana <<Fresa y Chocolate>>, nominada este año para el Oscar como Mejor Película Extranjera.

Todavía Joel no había entrado en calor con la entrevista, y respondía serenamente que la esencia de este monólogo es el rescate de todas las cosas que pasaron en Cuba respecto a la homosexualidad, cuyo principal fin es el de su un canto al entendimiento de las personas, a pesar de sus diferencias.

Como gotas iban llegando personas al camerino del teatro, Joel hablaba más ligeramente y explicaba que la nominación de <<Fresa y Chocolate>> al Oscar es una gran satisfacción y considera que <<esta película se lo merece porque es un producto artístico bastante acabado>>. Muchos se habrían extrañado al encontrarse con una película cubana en el Oscar, dada las diferencias entre ambos países, pero Joel manifiesta que <<la coyuntura política actual en donde se enmarca Cuba es muy favorable>>. Dice Joel que nunca abandonaría Cuba, y negar todo lo que Cuba le ha dado sería como <<negarse a sí mismo>>.

Ya no había espacio para pasar había personas sentadas en las escaleras y el suelo. Este actor de teatro y cine, que estudió en Francia en la Escuela de Marcel Marceu, dice que la diferencia entre las experiencias teatrales en Cuba y otros países, es que en esta isla caribeña <<todo se hace con las uñas, por la situación que vive Cuba>>, y esto hace difícil la creación artística. En cambio, en otros países latinoamericanos hay desarrollo en iluminación, vestuario, construcción de objetos y otros elementos teatrales que dan las condiciones para montar <<grandes espectáculos, que muchas veces no dejan nada>>.

Este cubano, que tiene ya un año en Venezuela y su estadía se prolongará por un año más, comenta que cuando se presentó por primera vez el monólogo en el año 91 y se estrenó la película en el 93, mucha gente le decía que tuviera cuidado por las críticas que llevaba el film hacia el régimen; sin embargo, <<nada pasó porque nos propusimos una actitud bien crítica contra el sistema pero valorando lo que tenemos>>.

Un ambiente agradable ya reinaba en el teatro, mientras Joel decía que <<Fresa y Chocolate>> era todo para él: <<toda una etapa de mi vida>>. Este montaje salió como idea de Virginia Aponte, directora del teatro UCAB y ese cubanito <<nunca esperaba tanta gente>>. Sus actividades en Caracas se reparten entre clases que imparte en el Ateneo de Caracas, en la asesoría de una obra de Rajatabla (que se estrena el 17 de marzo) y en presentaciones como la que realizó en la UCAB. Sonrisas se escuchaban durante la conversación de todos con Joel Angelino, <<un tipo muy latino>>, al que el frío lo <<mata>>, y quien expresa que cuando va a Cuba y le dicen que la playa de Varadero es muy linda, él contesta <<pero Choroní también>>.
 

María Daniela Corredor

   | Portada | 0203 | 040506 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | Contraportada |