E ntrevista con el autor

 Massimo Desiato

“Un filósofo que se asume como educador”

 Massimo Desiato realizó estudios de licenciatura en Filosofía en la Universidad de Urbino (Italia) y en la Ucab, y es magister y doctor en Filosofía por la Universidad Simón Bolívar. Ha publicado varios textos en los que se observan dos intenciones diferentes: la primera dirigida hacia la investigación y la pedagogía, y la segunda dirigida a especialistas. Dentro de la primera intención, que considera primordial, ha publicado textos como El hombre: retos, dimensiones, trascendencia junto a Mikel de Viana y Luis de Diego, y Construcción social del hombre y acción humana significativa.

Según Desiato “este aspecto pedagógico adquiere un carácter muy significativo porque permite a la filosofía ejercer una función social. La filosofía reniega de la educación porque el filósofo no se asume como educador y entonces, se convierte en un diálogo entre especialistas. No se hace entender”. Desiato ha dado clases en casi todas las Escuelas de la Ucab y tiene entre sus objetivos ser comprensible para los alumnos.

Así mismo, este profesor señala la importancia de la participación del alumno en el sistema educativo y señala que “los alumnos tienden a sentarse frente al profesor como un recipiente, y asumirlo como poseedor de la verdad absoluta”. Esta observación la hizo como alumno y como profesor. En ocasiones señala que con esta actitud del alumno se desaprovechan los logros del “Mayo francés”, donde se reclamaba precisamente el por qué la autoridad no podía ser cuestionada.

Aunque la pedagogía se halla muy presente en su vida, no abandona la vertiente dedicada a la elaboración de textos especializados. A esta intención debemos obras como Nietzsche crítico de la postmodernidad y Ludwig Feuerbach y el rescate de la corporalidad. Incluso el texto de La configuración del sujeto en el mundo de la imagen audiovisual. Emancipación y comunicación generalizada puede ser incluído en esta segunda tendencia, por tratarse de un texto dirigido a conocedores del tema, a un público especialista.

Actualmente, es director del Centro de Estudios Filosóficos y coordinador académico de la Cátedra de Filosofía de la Unesco para América Latina (región norte). También es director de la revista de filosofía “Logoi” cuyo título significa discursos. “Se buscaba dar cabida a cualquier discurso. Verdaderamente, es la continuación de Cuadernos de Filosofía, primera revista del Centro”.

Entre los textos que considera clave en el área pedagógica está El hombre en la teoría de la administración, que escribe junto a María Fernanda Guevara. Lo considera importante porque “acerca la filosofía a los problemas y los planteamientos de la Administración”. La filosofía se hace práctica y se lleva a cabo con el lenguaje propio de la Administración. Desiato intenta ubicar en el contexto de la ética y de la antropología, cualquier rama profesional, como por ejemplo la Administración o la Comunicación.

Dentro de los textos especializados, elige a Nietzsche crítico de la postmodernidad, autor que ha venido estudiando durante quince años. Sin embargo, explica que La configuración del sujeto en el mundo de la imagen audiovisual tuvo gran importancia por tratarse de temas que le eran ajenos y por lo tanto, fue una experiencia transdisciplinaria.

Actualmente prepara un texto de Etica y Economía para estudiantes de esta carrera y señala que debe salir apróximadamente en año y medio.

Lilly Siblesz C. 


En busca de tesoros escondidos

El Proyecto Pedagógico de Plantel mostró sus resultados
 

Mariano Herrera, Milagros 
Anés y Blas Regnault
Las escuelas esconden tesoros es un encuentro en el que participan profesores y directores de diversos planteles del país para dar a conocer los resultados de su Proyecto Pedagógico de Plantel (PPP), plan que persigue mejorar la calidad educativa de las escuelas públicas.

El Cice,  Centro de Investigaciones Culturales y Educativas, es el ente que desarrolla el proyecto, y junto con la Ucab y el Ministerio de Educación, organiza el evento que ya se ha realizado en tres ocasiones en esta casa de estudios. 

El Proyecto Pedagógico de Plantel parte del principio que la mejora en la calidad de la educación depende primordialmente de la participación activa de los docentes, estudiantes y autoridades de los centros de estudio. Este proyecto no resulta oneroso para el Estado, pues sólo se requieren 2,5 millones de bolívares al año por escuela, lo que se traduce en Bs. 600 por cada alumno. Al PPP se encuentran incorporadas 150 escuelas de los estados Bolívar, Miranda, Vargas, Zulia y Distrito Federal. Representantes de algunas de estas instituciones, compartieron sus experiencias durante tres días en el Aula Magna de la Ucab, en un evento que se denominó “La internalización del cambio”. Junto a ellos estuvieron Mariano Herrera, director del Cice, Mariaelsa López, coordinadora de investigaciones de ese centro y Denis Meuret, profesor del Instituto de Investigación Educativa de la Universidad de Dijon (Francia).

Alentadores resultados

López expuso, el primer día del encuentro, los resultados del PPP durante estos tres años de implementado. Explicó que la actual etapa es la de “banalización del cambio. Es decir, hablamos de la integración o apropiación del cambio”. Durante este tercer año, se está experimentando una etapa de estabilización, donde aumentaron aspectos como el de liderazgo del director, ausencia de situaciones conflictivas dentro de las escuelas y el ambiente de trabajo. Los aspectos que decayeron fueron el de comunicación dentro del plantel y la integración de los docentes al proyecto. La causa principal radica en la “alta rotación de personal, que implica renovar constantemente la formación y la motivación de los nuevos docentes”.  Otro problema que se enfrenta es el de las relaciones con la comunidad, la apatía de los representantes y el estado de deterioro social y moral de los actuales núcleos familiares.

Hasta ahora, los resultados han sido conservadores, con tendencia a lo positivo. Como adelantos puede mencionarse que los equipos directivos han logrado ocuparse más sistemáticamente de las funciones pedagógicas de la escuela; el aprovechamiento del tiempo en el aula, pese a algunas dificultades, logró incrementarse sustancialmente: el promedio de permanencia en el aula aumentó 20 minutos en relación con el año pasado, quedando en cuatro horas y veinte minutos. Otro aspecto que logró mejorarse fue el de dominio de la lectura, pues 83% del total de niños logra hacerlo con éxito.

En cuanto a los planteles, el Cice realizó una clasificación de los planteles según sus procesos, encontrando que para el período 98-99 el promedio de escuelas tipo A (las que han desarrollado procesos escolares muy adecuados) es de 60%, mientras que las tipo B y C (medianamente y poco adecuados, respectivamente), corresponden al 20%.

YSR


   | Portada | 0203 | 040506 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 |
| 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 |
| 32 | 33 | 34 | 35 | 36 | 37 | 38 | 39 | Contraportada |