index,follow

El video 2.0 llegó para quedarse

Seguir trasmisiones en vivo, publicar videos, compartirlos en redes sociales, suscribirse a nuestros vodcasts favoritos, etiquetar, comentar y calificar contenido audiovisual se han convertido en tareas cotidianas para el internauta promedio

LIGIA VILLAMEDIANA (*)

tl_files/factum/factum17/youtube.jpgCada vez más personas optan por la Web como su principal medio para informarse y entretenerse. Y es que con la creciente oferta de video en la Red, la mesa está servida para consumir todo tipo de contenidos audiovisuales en tiempo real o a en diferido.

El número de videos vistos a través de Internet en Estados Unidos sólo en el mes de enero de 2009 alcanzó los 14,800 millones, según la consultora ComScore. Por otro lado, un reciente estudio de la Fundación BBVA sobre Internet en España, revela que 27% de las personas entrevistadas ve menos TV desde que tiene Internet. 

Los video podcast o vodcast son una de las modalidades de video más populares en Internet por estos tiempos. Se trata de la posibilidad de distribuir el producto a demanda de la audiencia, a través de canales RSS. El interanauta se suscribe y no tiene que acudir nuevamente al sitio web para descargar las nuevas emisiones del programa, ya que éste le llega directamente a su computador, lector de RSS o a su reproductor digital.


Dado el apogeo de la Web TV, como se ha llamado este nuevo género audiovisual cuyos productos son creados para ser difundidos específicamente en Internet,  en 2008 se fundó la Academia Internacional de Televisión Web y más tarde surgieron los Streamy Awards para premiar las producciones de esta naciente industria.


Los sitios web de las plantas televisivas también han incorporado servicios para adecuarse a esta realidad. Entre ellos, la opción de disfrutar de la señal en vivo y la posibilidad de descargar los programas ya trasmitidos para disfrutarlos en el momento que el usuario elija desde su computador.

Un paso importante para la masificación del video en la Red fue el surgimiento de plataformas para su alojamiento gratuito. De acuerdo con las estimaciones de la firma Dabble, para 2006 existían al menos 240 sitios online prestando este tipo de servicio. De todos ellos, YouTube es el que más usuarios mantiene y más videos alberga.  Según cifras de ComScore, en enero de 2009, el popular portal  contaba en su archivo con el 42,9% del total de videos que circulaban en la Red.

YouTube posiciona su filosofía

Seguir trasmisiones en vivo vía Internet; añadir videos públicos o privados; insertarlos en otros sitios web y redes sociales con tan solo copiar y pegar un código; comentar y calificar contenido existente; suscribirse para seguir a los usuarios favoritos; y enviar respuestas instantáneas a través de un webcam son hoy tareas cotidianas para el internauta promedio.

Pero las cosas no siempre fueron así. Resulta difícil recordar cómo era nuestra vida antes de Youtube, servicio emblemático de la Web 2.0  En menos de 5 años, el gigante de Mountain View se ha convertido en el estándar para compartir, categorizar y buscar video en la Red de redes.

Según cifras de la Sala de Prensa de YouTube, mil millones de videos son visualizados diariamente a través de esta plataforma y cada minuto sus usuarios registrados  suben a 20 horas de vídeo.

El alcance  de Youtube ha sido tal que algunos gobiernos han decidió bloquearlo para frenar la difusión de algunos videos que consideran comprometedores para su gestión.  Arabia Saudita, Bangladesh, la República Popular China, Pakistán, Tailandia y Turquía son algunos de los 24 países que han bloquedo el portal de Mountain View por lo menos una vez.

Algunos de los principios básicos que mantuvieron los creadores de Youtube desde sus inicios, se han hecho parte fundamental de la cultura del video en línea. Chad Hurley, CEO y Co-Fundador de este portal, resumió algunos de ellos el blog del servicio:

  • La velocidad importa: Los videos deben de cargarse y reproducirse rápido.
  • La cultura del clip llegó para quedarse: Los pequeños clips son vistos de manera voraz y son perfectos para ver una gran variedad de contenido.
  • Las plataformas abiertas aumentan las posibilidades: La creación de contenido no es nuestro negocio; es el tuyo. Quisimos crear un lugar en donde quien sea, claro, teniendo una cámara de video, una computadora y conexión a Internet, pueda compartir su vida, arte y hasta voz con el mundo, y en varios casos, poder hacerse de una vida haciéndolo.

El portal de videos de Google, está por añadir nuevas funcionalidades que ponen el acento el lado social de esta herramienta, como la posibilidad de hacer sugerencias de amigos basadas en la libreta de direcciones de Gmail y conectar redes sociales a la cuenta de YouTube.

(*) Coordinadora de Tecnología Aplicada
Dirección de Tecnologías de la Información (UCAB)